TRANSMISION EN VIVO

bannerPP

SUPERCICLO ELECTORAL AMERICA LATINA 2018 2020

El calendario electoral de América Latina y el Caribe para los próximos años presenta una cantidad sin precedentes de comicios a celebrar. De esta manera, en el período 2018-2020 se estarán materializando desde referendos constitucionales y consultas populares, hasta elecciones municipales, regionales, legislativas y presidenciales. De ahí que, esta cuestión puede redibujar el mapa político regional. Así, solo el 2018 será escenario de aproximadamente 14 procesos electorales, de los cuales al menos seis serán presidenciales. Entre estos destacan Colombia, México, Brasil y Venezuela. Esto quiere decir que las dos mayores economías de América Latina y las naciones de mayor influencia regional (México y Brasil), elegirán este año nuevos presidentes en contextos internos bastante cuestionados.

En el caso de Colombia, ha llamado la atención el hecho de que las encuestas muestran a dos outsiders de la política a la cabeza en las preferencias electorales, de cara a las legislativas. En tanto que los representantes del establishment, el exvicepresidente Germán Vargas Lleras y el candidato por el Partido Liberal y apoyado por el expresidente Álvaro Uribe, Humberto de La Calle, se encuentran tercero y cuarto respectivamente en los sondeos. Asimismo, la participación del ex grupo guerrillero las FARC -bajo el mismo acrónimo, pero con el nombre de Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común- ciertamente le da a estos procesos una connotación especial.

En México, se estarán llevando a cabo unas elecciones históricas, pues serán las más grandes de la nación. Esto, debido a que por la homologación de los calendarios electorales, se definirá un número de cargos nunca antes visto. Adicionalmente, poseen especial importancia los comicios a realizarse en Ciudad de México, donde se estará estrenando su recién creada y controvertida Constitución. En términos de mediciones, el izquierdista y dos veces derrotado Andrés Manuel López Obrador, marcha por delante en casi todos los escrutinios y, su principal sería Ricardo Anaya, el candidato del Frente por México, la insólita coalición integrada por el conservador Partido Acción Nacional (PAN) y el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD). El candidato oficialista, José Antonio Meade, además de haber sido considerado como un outsider, por no ser militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI), tiene en su contra la bajísima popularidad del gobierno de Peña Nieto, en el que desempeñó las funciones de secretario de Hacienda, Desarrollo Social y Relaciones Exteriores.

El caso de Brasil, sin lugar a dudas será uno de los más trascendentes del año 2018, pues el hombre que lidera todos los sondeos, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, ya ha sido condenado en primera y segunda instancia por “corrupción pasiva”. En consecuencia, podría quedar fuera de la carrera presidencial de este año, a pesar de que la defensa del mismo tiene varios recursos para atrasar el proceso y evitar que Lula pueda ser considerado no elegible el día del registro de las candidaturas. Todo esto genera un futuro electoral incierto para Brasil, pues no cabe dudas unas elecciones brasileñas con Lula como candidato serían radicalmente diferentes a unas elecciones sin él. De hecho, un regreso del golpeado Partido de los Trabajadores (PT) al poder luego de tantos señalamientos de corrupción parece impensable si no es con el popular exmandatario como candidato.

En Venezuela, el Consejo Nacional Electoral dominado por funcionarios leales al presidente Nicolás Maduro, ha anunciado que las elecciones presidenciales en ese país serán, finalmente, el próximo 22 de abril. Con esta medida, el Poder Electoral acata la solicitud hecha por la Asamblea Nacional Constituyente, de celebrar los comicios de forma anticipada, antes del 30 de abril. El anuncio se ha hecho oficial casi inmediatamente después de que fracasaran las conversaciones entre representantes del gobierno y la oposición venezolana, en el diálogo que mantenían en República Dominicana.

En el 2019, los únicos comicios hasta el momento controvertidos son los de Argentina y Bolivia. En Argentina, como consecuencia de un inverosímil pero posible enfrentamiento entre el actual presidente Mauricio Macri y la expresidenta Cristina Fernández, a pesar de que esta última según las encuestas saldría derrotada, las elecciones presidenciales del 2019 en la nación ya están en la palestra.

En Bolivia, a pesar de que mediante un referendo popular en 2016, al presidente Evo Morales le fue negada la posibilidad de modificar la Constitución para reelegirse, un año más tarde, o sea, a finales de 2017, este afirmó que está decidido a ser candidato y ganar las elecciones presidenciales pautadas para el año 2019. Empero, la oposición política de Bolivia se aferra al resultado del referendo para condenar cualquier otro intento de buscar la postulación de Morales en las presidenciales de 2019.

Por último, en el 2020 República Dominicana presenciará dos procesos electorales, sin embargo, los que generan mayor incertidumbre hasta el momento son los presidenciales. Esto, en razón de que los dos principales partidos de la nación, el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y el Partido Revolucionario Moderno (PRM), presentan diferencias a lo interno de sus organizaciones, específicamente en lo concerniente a la selección del candidato presidencial. En el caso del PLD, la disputa se da entre el actual presidente Danilo Medina y el expresidente Leonel Fernández; mientras que en el PRM, se da entre el expresidente Hipólito Mejía y el excandidato presidencial Luis Abinader.