TRANSMISION EN VIVO

PDF

 

Aseguró Tobías Crespo, diputado y autor de la Ley 63-17, en un panel organizado por el Observatorio Político Dominicano (OPD) y el Observatorio Judicial Dominicano (OJD), ambas iniciativas de Funglode.

Nota de prensa panel transito(Santo Domingo, 26 de septiembre de 2017). El Observatorio Político Dominicano (OPD) y el Observatorio Judicial Dominicano (OJD), entidades adscritas a la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode), realizaron el panel “Nueva Ley de Tránsito: Desafíos y posible impacto de su implementación”, en el que se analizaron los aspectos de la normativa 63-17.

En la actividad Tobías Crespo, diputado y autor de la Ley 63-17, explicó que la normativa se base en cuatro objetivos: garantizar una movilidad sostenible, establecer un sistema de transporte seguro, salvar vidas y crear una nueva cultura ciudadana basada en la educación vial en las escuelas.

“Según está organizado o no el tránsito de un país así mismo está la sociedad. La Ley es para desarrollar el país, es una deuda jurídica que debió aprobarse hace 20 años. Viene a resolver los problemas de tránsito del país”, manifestó el legislador.

Harold Modesto, director del OJD-Funglode, se refirió a la reacción del Estado ante los ilícitos de tránsito, haciendo énfasis en los conceptos de eficacia legislativa y el cumplimiento de lo penal.

“La actual Ley también permite que se apliquen multas que no dependen de un reglamento superior. Ella misma se basta para resolver las infracciones tanto para peatones como para conductores”, indicó Modesto.

Asimismo, la directora de tránsito y vialidad del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (INTRANT), Mary Paz Conde, señaló cuáles son las políticas públicas implementadas por esta entidad ante la nueva ley de tránsito.

“Nuestro objetivo es mejorar la condición de vida de cada ciudadano en cuanto a transporte. Si algo claro tenemos desde el INTRANT son dos cosas: lo haremos todo bajo la Ley y socializaremos con los actores involucrados, como los ayuntamientos”, expresó la ingeniera.

La Cámara Nacional de Transporte Terrestre (CANTT) también tuvo una representación en el evento por parte de Guillermo Estévez, director ejecutivo de la organización, quien citó que esta normativa incorpora tres elementos jurídicos: seguridad vial, tránsito y movilidad terrestre.

Otros temas como las competencias del Gobierno Local y la nueva ley de tránsito, y los retos de la planificación urbana de cara al reciente código, fueron tratados por el municipalista Waldys Taveras y el planificador urbano, Marcos Barinas Uribe.

“Uno de los retos que tendrá el INTRANT es evaluar si va a seguir funcionando el mismo sistema de transporte urbano. La organización del tránsito es una facultad del gobierno local”, recalcó Taveras.

Mientras que Barinas Uribe presentó cinco claves fundamentales para el desarrollo de la ciudad.

“Regionalización, sostenibilidad, educación y tecnología; salud y saneamiento, y por último transporte y seguridad”, concluyó el planificador urbano.

Sobre el evento

La actividad que se efectuó el martes 26 de septiembre a las 6:30 p.m., en las aulas de Funglode, sirvió como escenario para discutir los retos a enfrentar en el funcionamiento de la nueva norma de Tránsito y el papel que jugará como política pública para resolver el problema del tráfico en el país.

La bienvenida fue dada por el director del OPD, Nathanael Concepción; y la moderación estuvo a cargo del coordinador de la Unidad de Políticas Públicas del OPD, Greidys Roa Chalas y de Natanael Disla, coordinador de la Unidad de Gobierno Local del OPD.